Escribe y busca

El enorme glaciar Thwaites se sostiene ya solo ‘con las u├▒as’

Superglaciar ant├írtico Thwaites se sostiene ya solo ‘con las u├▒as’

El enorme glaciar Thwaites, una corriente de hielo del tamaño de Reino Unido en la Antártida Occidental, se encuentra ya en una fase de rápido retroceso, revelan nuevas imágenes del fondo marino.

Una p├ęrdida total del glaciar y de las cuencas heladas circundantes podr├şa elevar el nivel del mar de 1 a 3 metros, seg├║n publican los investigadores en la revista ‘Nature Geoscience’.

Este r├ípido retroceso (un «colapso» si se considera en escalas de tiempo geol├│gicas) ha provocado una preocupaci├│n generalizada sobre la cantidad exacta, o la rapidez, con la que puede ceder su hielo al oc├ęano.

El nuevo estudio, dirigido por el geof├şsico marino Alastair Graham, de la Facultad de Ciencias Marinas de la Universidad del Sur de Florida (Estados Unidos), a├▒ade motivos de preocupaci├│n. Por primera vez, los cient├şficos han cartografiado en alta resoluci├│n una zona cr├ştica del fondo marino frente al glaciar que les permite conocer la rapidez con la que Thwaites se retir├│ y movi├│ en el pasado.

Las impresionantes im├ígenes muestran caracter├şsticas geol├│gicas nuevas para la ciencia, y tambi├ęn proporcionan una especie de bola de cristal para ver el futuro de Thwaites. Tanto en las personas como en las capas de hielo, el comportamiento pasado es clave para entender el comportamiento futuro.

El equipo document├│ m├ís de 160 crestas paralelas que se crearon, como una huella, a medida que el borde de ataque del glaciar se retiraba y sub├şa y bajaba con las mareas diarias. «Es como si estuvieras viendo un mare├│grafo en el fondo del mar –explica Graham–. Realmente me sorprende la belleza de los datos».

Dejando a un lado la belleza, lo alarmante es que el ritmo de retroceso de Thwaites que los cient├şficos han documentado m├ís recientemente es peque├▒o en comparaci├│n con los ritmos m├ís r├ípidos de cambio en su pasado, dijo Graham.

Para comprender el retroceso de Thwaites en el pasado, el equipo analiz├│ las formaciones en forma de costillas sumergidas a 700 metros bajo el oc├ęano polar y tuvo en cuenta el ciclo de las mareas de la regi├│n, tal y como predicen los modelos inform├íticos, para demostrar que debe haberse formado una costilla cada d├şa.

En alg├║n momento de los ├║ltimos 200 a├▒os, en una duraci├│n de menos de seis meses, el frente del glaciar perdi├│ el contacto con una cresta del lecho marino y se retir├│ a un ritmo de m├ís de 2,1 kil├│metros por a├▒o, el doble del ritmo documentado utilizando sat├ęlites entre 2011 y 2019.

«Nuestros resultados sugieren que se han producido pulsos de retroceso muy r├ípido en el glaciar Thwaites en los ├║ltimos dos siglos, y posiblemente tan recientemente como a mediados del siglo XX», comenta Graham.

Hollywood Movies